Nadi Shodana es uno de los Pranayamas favoritos entre los practicantes debido a su efecto relajante inmediato y la facilidad para realizarlo. Te doy los detalles de que es Nadi Shodana, cuáles son sus beneficios y cómo practicarlo.

 

Nadi Shodana

Este Pranayama tiene un efecto directo en los dos hemisferios del cerebro ya que los estimula (incrementando su actividad) de modo alterno a través de la respiración. El sistema nervioso Parasimpático se estimula con la respiración que fluye a través de Ida (fosa izquierda) y esto relaja el cuerpo además de reducir la frecuencia cardíaca. Por el contrario, el sistema nervioso Simpático se estimula con la respiración a través de Pingala (fosa nasal derecha) y eso provoca un incremento de la frecuencia cardíaca. La práctica de este Pranayama estimula los dos hemisferios y además equilibra la actividad de ambos proporcionando una sensación de paz y bienestar en nuestro cuerpo, mente y espíritu.

 

Cómo practicar Nadi Shodana

Postura: Es muy importante adoptar una postura cómoda y que te permita mantener la espalda recta y estirada.  Existen múltiples posturas como sukhasana o “postura fácil”, siddhasana ” postura perfecta”, padmasana “postura del loto” o vajrasana o “postura del diamante”. Para principiantes recomiendo la postura fácil o la postura del diamante.

Mudra: Utilizaremos el mudra Nasagra para abrir y cerrar las fosas nasales. Para realizar este mudra utilizaremos el dedo pulgar para tapar la fosa nasal derecha, el dedo anular para tapar la fosa nasal izquierda. Los dedos índice y medio permanecerán apoyados en la palma de la mano o apoyados en el entrecejo a la altura del chakra Ajna.

Técnica:

  • Siéntate en una postura cómoda (sukhasana, siddhasana, padmasana  o vajrasana)
  • Mantén la espalda recta y la cabeza erguida
  • Relaja el cuerpo, cierra los ojos y prepárate conscientemente para tu práctica
  • Practica la respiración consciente durante 5 -10 ciclos de respiración
  • Con la mano derecha utiliza el mudra Nasagra y la mano izquierda la puedes dejar sobre la rodilla con el mudra Chin o Jnana
  • Presiona-cierra la fosa nasal derecha con el pulgar e inhala por la fosa nasal izquierda
  • Presiona-cierra la fosa nasal izquierda con el dedo anular y exhala por la derecha
  • Con la fosa nasal izquierda aún cerrada, inhala por la fosa nasal derecha
  • Presiona la fosa nasal derecha y exhala por la izquierda para completar un ciclo
  • Repite este ciclo 10 veces

Tanto al inhalar como al exhalar lo debes hacer de forma profunda, continua y relajada. Esta respiración debe ser silenciosa y debes centrarte en sentir el flujo de la respiración durante todo el proceso.

Para principiantes empezamos con proporción 1:1. con lo cuál dedicaremos el mismo tiempo a la inhalación y a la exhalación. Con el tiempo y la experiencia, esta proporción se debe ir incrementando poco a poco pero manteniendo la proporción.

Retención: Una vez el practicante es intermedio, se añaden las retenciones a la práctica de Nadi Shodana.

Cerrojos: Cuando el practicante es intermedio-avanzado se añaden los cerrojos o “Bhandas” a la práctica de Nadi Shodana.

 

Precauciones

Nadi Shodana nunca debe hacerse con prisa o de modo forzado. Además no se debería practicar si estás acatarrado, con gripe o con fiebre. Siempre se debe adaptar la práctica a nuestra capacidad y si sientes malestar debes parar la práctica.

 

Beneficios

  • Incrementa la oxigenación del organismo
  • Incrementa la vitalidad y te sientes más energético
  • Purifica los canales energéticos y chakras eliminando toxinas
  • Activa el chakra Ajna
  • Mejora el tono y el resplandor de la piel
  • Equilibra el sistema nervioso Simpático y Parasimpático
  • Calma la mente reduciendo la ansiedad y estrés
  • Limpia el tracto respiratorio y mejora el funcionamiento de los pulmones
  • Reduce tensión arterial alta, acidez y otros efectos del estrés
  • Estimula el bienestar y la sensación de paz
  • Reducción de la frecuencia cardíaca
  • Mejora la digestión y la absorción de los nutrientes
  • Ayuda a eliminar las toxinas de la sangre
  • Ayuda a la relajación de los músculos y la mente

 

Advertencia importante: El inicio en la práctica de las técnicas de pranayama y/o ejercicios de respiración deben realizarse bajo la guía de un profesor experto en dichas técnicas y adaptando los ejercicios al ritmo respiratorio más apto para nosotros.

 

También te puede interesar mi publicación: Pranayama: qué es y cuales son sus beneficios

 

Si quieres recibir los artículos del blog en tu email y enterarte de todas nuestras novedades, puedes suscribirte a la Newsletter haciendo click aquí

 

 

¿Te ha gustado este artículo? Puedes dejar aquí tus comentarios y preguntas. ¡Estamos en contacto!